Incrementando Ventas con Sitio Web Dinámico

La dinámica se impuso, se trate de una tienda online, de un portal informativo, o de una web empresarial, estos espacios ya no pueden quedar estáticos durante años.

 

Y no estamos hablando, de generar un nuevo diseño cada cierto tiempo, se trata de que su sitio web, se convierta un sistema de información relevante, para su público y su industria.

 

La tendencia apunta hacia diseños atractivos, minimalistas, y de fácil lectura, lo que realmente no es nada nuevo. Donde, existe un cambio abismal, es en el área de contendidos, cuya evolución debe ser constante y orientada.

 

 Web scheme

 

Esquema

Estamos obteniendo, excelentes resultados, con sitios web, que crecen en forma esquemática, permitiendo al visitante, si así lo desea, adentrarse de manera escalonada, hacia varias gamas de conceptos. Es un resumen, de elementos ordenados en secciones, tituladas según la orientación.

 

Un ejemplo, podríamos aplicarlo a la sección, ¿Quiénes somos? En esta sección, a parte de un resumen muy conciso y sustancioso, del quehacer de nuestra empresa, se incluirá un botón “Leer más” que nos llevará, a titulares relacionados a la compañía misma, entrevistas, vídeos, notas de prensa, investigaciones, etc.

 

Sumar constantemente, nuestra experiencia a ese apartado, le permitirá a nuestro visitante, conocer el mundo que circunda nuestra marca.

 

 

 

La visita

Nos agrada, analizar una visita web, análogamente a una visita física a su compañía. Puede que yo fuese un cliente que desea conocer su empresa, y con solo una visita de quince minutos, la imagen proyectada por su organización, satisfaga mis expectativas, en cuanto a seriedad, permanencia e historia.

 

También, es posible que, en esta visita, tenga la fortuna de encontrarme, con uno de sus colaboradores más comprometidos, que pudiese transmitirme, historia, anécdotas y emociones acerca de su quehacer. Indudablemente sería este último ejercicio, el que calaría más profundamente, en mi percepción.

 

Por ello, deberíamos convertir nuestro sitio web, en nuestro mejor colaborador, ese que acumula historias, conceptos, y es capaz de transmitir el sentido de nuestra visión. Y para que este sea un actor de importancia, con el que interactuar periódicamente, debe contar con una opinión que evolucione en el tiempo, y crezca en conocimientos, al transitar por la experiencia.

 

Redes sociales

Surge entonces la pregunta: ¿y la interacción con redes sociales? ese es uno, de los principales recursos de este planteamiento.

 

Las redes sociales, son espacios magníficos para compartir información. En ellas la información valiosa, se difunde de una forma nunca antes vista.

 

Sin embargo, antes de difundir contenidos por este medio, debemos valorar que las redes sociales, son a su vez un sitio web, con dimensiones y recursos muy grandes. Y persiguen algo que conforma los cimientos, de toda presencia web, el tráfico.

 

Basadas en esta realidad, cada red social, y su departamento de estrategia y marketing, nos ofrecerá, una serie de widgets, botones y aplicativos, para llevar de forma automática, a nuestros visitantes, hacia nuestro perfil dentro de su portal. Si hacemos la ecuación, nos daremos cuenta, que nos convertimos, en una excelente fuente de tráfico para ellos.

 

Conclusión, publicando nuestro contenido, directamente en la red social, la dirección del tráfico generado, se orientará a favor del gigante.

 

Pero ¿qué pasaría, si tomamos la ruta inversa y utilizáramos las redes sociales para publicar enlaces de nuestros contenidos, que atraerán a los visitantes de la red social, hacia nuestro sitio web? entonces, cada visitante atraído, lo podremos exponer a nuestra marca, teniendo la oportunidad de conocer detalles, de nuestro entorno, productos, clientes, y de la mano de un colaborador experto.

 

¿Será esa una excelente forma de rentabilizar, y difundir nuestros esfuerzos?

 

¡Definitivamente sí! Y lo mejor, es que obtendremos algo muy valioso en el proceso: un público sensible a nuestra oferta.